DESARROLLO PRENSA

Sebastián Báez, número uno del mundo: “El trabajo es el camino”

Buenos Aires, lunes 12 de marzo de 2018. Sebastián Báez, de 17 años, alcanzó la final del Sudamericano Individual B1, la Copa Paineiras de San Pablo, y desde hoy ocupa la primera posición del ranking mundial. El junior argentino jugó las finales de los tres torneos que disputó en esta gira: ganó en singles y en dobles el Banana Bowl y la Copa Gerdau, antes competir en la ciudad paulista.

En el 2017 se consagró campeón del Grado 1 de Wels, en Austria; fue semifinalista en el Grado 1 de Washington, y alcanzó los cuartos de final del Abierto de los Estados Unidos, donde disputó las semifinales de dobles. Se clasificó al ITF Juniors Masters y finalizó primero en su grupo, y cuarto en el torneo. Así, culminó el año en la novena posición del ranking, como el jugador más joven entre los primeros diez.

Inauguró el 2018 con la gira a Australia, en la que participaron cuatro jugadores argentinos, todos becados por la Asociación. Allí, Sebastián cayó en la primera ronda de singles y alcanzó las semifinales de dobles en el Grado 1 de Traralgon, antes de competir en el primer Grand Slam de la temporada, donde cedió en su segundo compromiso en ambos cuadros. “Nunca antes habíamos tenido el registro de competir en ese torneo. Fue una experiencia muy formativa. No obtuvimos los mejores resultados deportivos, pero nos permitió comenzar lograr la madurez que hoy expone en sus entrenamientos y partidos”, dijo Sebastián Gutiérrez, entrenador de Desarrollo de la AAT, que trabaja con Báez desde el 2015, cuando bajo su tutela ganó el prestigioso Orange Bowl con 14 años.

En febrero, el junior argentino volvió a viajar y a competir, y ganó de forma consecutiva 26 partidos. Se consagró campeón en singles y en dobles del Banana Bowl (Grado 1) y de la Copa Gerdau (Grado A), y alcanzó la final individual y las semifinales por parejas de la Copa Paineiras (Grado B1). Con estos resultados, se posiciona primero en el ranking mundial para menores de 18 años, por primera vez en su carrera.

“En esta gira los objetivos no estuvieron puestos en los resultados deportivos, sino en poder aplicar en competencia lo que venimos trabajando en los entrenamientos. Apuntamos al largo plazo. Si quiero ser un buen tenista, tengo que pensar en cuatro años en el futuro, no en lo inmediato, aunque en lo inmediato sí tengo que dejar todo en cada práctica para que eso suceda. Es reconfortante alcanzar estos resultados y el número uno del ranking, pero hay otras cosas que me hacen más feliz. Tengo una excelente relación con mi equipo de trabajo y les agradezco por enseñarme que el trabajo es el camino. Batata, Sebastián y Martiniano hacen que disfrute todos los días de lo que más me gusta. Estas semanas fuimos muchos los argentinos en Brasil y eso está buenísimo. Cuando no estaban en cancha, venían a alentarme. Es una sensación increíble, que te motiva. Estoy muy agradecido con la Asociación. Valoro mucho el apoyo que me dan -también a todos los chicos que estuvieron acá- y me dieron desde el primer día”, comentó Báez.

En tanto, Gutiérrez completó: “Planificamos el año con José Luis Clerc y Martiniano Orazi, su preparador físico, y lo arrancamos con una muy buena pretemporada -de cinco semanas-, en la que se entrenó con profesionales como Diego Schwartzman o Pablo Cuevas. Pusimos el foco en la preparación, en su desarrollo tenístico, físico y mental. Con esta filosofía de trabajo, el foco está puesto en el día a día, en capitalizar al máximo cada práctica, por también en el largo plazo. Su carrera como tenista comenzará justamente cuando termine esta etapa de junior. Alcanzar la primera posición del ranking es algo muy gratificante, que le va a quedar a Sebastián para toda la vida. Es un premio a esta forma profesional de trabajar todos los días, con la que entregamos el 120% en cada entrenamiento. Pero tenemos plena conciencia de que apuntamos a tres o cuatro años en el futuro”.

Se tratará de la undécima oportunidad en la que un atleta nacional se posiciona en lo más alto de ranking individual, desde que la ITF comenzó a publicarlo oficialmente en 1978: Gabriela Sabatini en 1984, Patricia Tarabini en 1986, Cristina Tessi en 1988, Florencia Labat en 1989, Federico Browne en 1994, Mariano Zabaleta en 1995, Guillermo Coria y María Emilia Salerni en 2000, Brian Dabul en 2001 y Axel Geller en 2017.

Cabe destacar que Báez se subió al podio de la Junior Davis Cup en 2016, que se disputó en Budapest y en la que representó a la Argentina junto con Thiago Tirante y Tomás Descarrega, también con Gutiérrez como capitán de ese seleccionado.

Esta gira, que incluyó los torneos Asunción Bowl, en Paraguay, y Banana Bowl, Copa Gerdau y Copa Paineiras, en Brasil, contó con la participación de más de 20 atletas nacionales, que fueron apoyados por el área de Desarrollo y obtuvieron 10 títulos.

En la capital paraguaya, Lautaro Midon se coronó en las competencias individuales y por parejas de la categoría Sub 14; en esta última, con Matías Juri. En el primer compromiso en Brasil, Báez se impuso en los cuadros de singles y dobles de la Sub 18, en tanto que Solana Sierra lo hizo en el individual de la Sub 14. En la Copa Gerdau, Báez volvió a conquistar ambos cuadros de la categoría mayor, mientras que Midon y Sierra ganaron las pruebas de singles para menores de 14 años. En la Copa Paineiras, Lourdes Carlé ganó la prueba de dobles.