INTERCLUBES PRENSA PROFESIONALES Amateurs MENORES SENIORS Mesa de Clubes

La AAT presentó un Protocolo de Inicio de la Práctica de Tenis

La Asociación Argentina de Tenis presentó ante el Ministerio de Turismo y Deportes un Protocolo de Inicio de la Práctica de Tenis, con la intención de proporcionar las guías básicas para la práctica de tenis en el entorno actual de la pandemia global COVID-19, y a través del cual propone una serie de pautas de aplicación antes, durante y después de la actividad deportiva realizada.

 

“Se sugiere su implantación a todas aquellas personas que estén relacionadas con la práctica del tenis, tanto a nivel recreativo como a nivel profesional, ya sea en clubes sociales y deportivos, canchas privadas o particulares”, plantea el documento presentado ante las autoridades nacionales.

 

El tenis naturalmente respeta la distancia recomendada por los Organismos de la Salud, se desarrolla mayoritariamente en espacios abiertos y sin roce ni contacto necesario entre quienes lo practican y, además, aporta beneficios positivos para la salud. 

 

Es por eso que el Presidente Agustín Calleri encomendó la tarea de elaborar un Protocolo que impulse un pronto regreso a la actividad cuando las condiciones lo permitan, atendiendo en paralelo la problemática que atraviesan clubes, federaciones, profesores de tenis, canchas de alquiler, jugadores y los diferentes actores vinculados a la práctica de nuestro deporte.

 

“Estamos convencidos, y en ello trabajamos durante las últimas semanas, de que el tenis puede ser uno de los primeros deportes en retomar su actividad cuando las autoridades competentes así lo dispongan”, manifestó Calleri, y agregó: “En este Protocolo involucramos a especialistas de la salud y del deporte para elaborar pautas claras que nos ayuden no sólo a volver a las canchas lo antes posible, sino también a cuidar la salud de todos”.

 

Atentos a la necesidad de adaptación a la nueva realidad planteada por la pandemia, el Protocolo desalienta el juego de dobles, para evitar el incumplimiento de la distancia mínima sugerida. De este modo, la red de la cancha actuará como barrera natural entre los participantes de la actividad.

 

Más allá de esta y otras situaciones particulares que se encuentran en el documento, permanecen en evaluación diferentes aspectos que se adjuntarán en una versión definitiva del Protocolo.